Archivo de la etiqueta: Estado social

¿Qué podemos hacer con el IVA?

Falta menos de un mes para las elecciones del 20-D y se van conociendo diversos aspectos tributarios de los programas electorales. Como el IVA está armonizado (es decir, sus aspectos básicos se regulan en normas de Derecho de la Unión Europea, fundamentalmente la Directiva 2006/112/CE) ante determinadas propuestas la primera pregunta es “¿pero Europa nos deja hacer eso?”. Y por eso estas líneas, para ver -fundamentalmente- cuál es el margen de acción que tenemos al hacer política tributaria con el IVA y para valorar algunas de las propuestas existentes. Sigue leyendo

Anuncios

El IVA sobre los productos de primera necesidad

Cada vez que amenazan con subir el IVA de los productos básicos, y lo hacen periódicamente, yo me acuerdo del FMI y de Bolivia. La reforma tributaria boliviana de 1986 y las modificaciones que la siguieron se hicieron bajo los auspicios del Fondo y uno de sus elementos más importantes era un IVA a un tipo único del 10%. Tal y como cuentan en este artículo (“The IMF’s regressive secret”), la sucesión de reformas acabó por crear un sistema tributario regresivo, donde el 20% más pobre pagaba ONCE puntos porcentuales más que el 20% más rico:
Sigue leyendo

Algunas reflexiones sobre la sostenibilidad financiera

La deuda pública es un instrumento de política económica que no debe excluirse de raíz, pero también debe emplearse con cabeza. Cuando Griñán dice que el techo de deuda que se le impone puede llevar a cerrar colegios y hospitales (y suponiendo que sea cierto) una de las primeras cosas que se me vienen a la mente es cómo pretendemos sostener un Estado del Bienestar si lo hacemos depender de la capacidad de las instituciones para captar recursos en los mercados de capitales. ¿Estamos locos? El endeudamiento público es útil para financiar gastos de inversión, pero ¿¡gastos corrientes y tan esenciales como la educación y la sanidad!? Julio Anguita ha afirmado en un artículo muy recomendable (“Hacia la horca”) -y que en parte inspira este- que endeudarse para financiar el gasto corriente “constituye una perversión que está llamada a la total paralización de lo público”. Sigue leyendo