El Impuesto sobre los Depósitos en las Entidades de Crédito: otro robo institucionalizado en favor de los bancos

Si pulsáis en este enlace, os llevará a la página del Congreso. Es la lista de enmiendas presentadas en el Senado a una ley, no importa cual. Buscad “ENMIENDA NÚM. 169” y encontraréis una enmienda del Grupo Parlamentario Popular, que crea un “Impuesto sobre los Depósitos en las Entidades de Crédito”. Alguien pensará: “¿El PP va por fin a hacer pagar a los bancos?”. Que espere sentado. O sentada.

Este impuesto grava a las entidades financieras por el mantenimiento de fondos de terceros. Es decir, grava los depósitos, cuentas corrientes, cuentas de ahorro… pero exige el pago a los bancos. Hasta aquí bien. El problema es que el apartado ocho dice que “La cuota íntegra será el resultado de aplicar a la base imponible el tipo de gravamen del 0 por ciento”. Sí: habéis leído bien. EL CERO POR CIENTO. Y se añade, en el apartado nueve, que “no será obligatoria la presentación de la autoliquidación cuando resulte cuota íntegra igual a cero euros”. Repetimos: un nuevo impuesto a los bancos… del CERO POR CIENTO. Sin obligación de presentar liquidación. Me recuerda a cuando se “suspendió” el Impuesto sobre el Patrimonio en 2008.

¿Por qué sucede todo esto? Porque algunas Comunidades Autónomas estaban creado impuestos de este tipo. Cuando Extremadura lo hizo, en ¡2001! el gobierno de Aznar presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional. Que acaba de afirmar, con su habitual celeridad, que un impuesto de este tipo es perfectamente compatible con el bloque de constitucionalidad.

¿Qué ha hecho el Partido Popular? El Estado central crea un tributo sobre la materia, aunque sea fantasmagórico y etéreo y demás esdrújulas (lo digo una tercera vez, para que nos lo creamos: el tipo es del CERO POR CIENTO). Así, las Comunidades Autónomas no pueden seguir gravando la materia, porque lo prohíbe el artículo 6.2 de la LOFCA: “Los tributos que establezcan las Comunidades Autónomas no podrán recaer sobre hechos imponibles gravados por el Estado“.

La Ley dice, eso sí, que cuando el impuesto del Estado central se cree cuando ya existiese el de una o varias Comunidades Autónomas, hay que compensarlas por el dinero que dejan de recaudar. Os lo traduzco: más dinero que pone el Estado -de NUESTROS impuestos y de los recortes que NOS afectan- para que los bancos no tengan que pagar un duro.


Recuerda que puedes votar la entrada, comentar y/o compartirla en redes sociales. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s